Saltar al contenido

CAMBIAR GOMA DE ESTUFA CATALÍTICA

Regulador y tubo de gas homologado

Limpiar una estufa catalítica es una tarea que debemos hacer periódicamente. Del mismo modo que se comprueba el funcionamiento de cualquier instalación de gas natural, es conveniente revisar nuestro sencillo sistema de gas de nuestra estufa catalítica, de gas azul o de nuestro brasero de gas. Es la mejor manera de evitar incidentes. Veamos de qué forma:

En este vídeo explicativo podrás comprobar que es muy sencillo. Debajo del mismo tienes las instrucciones detalladas:

1. Revisar el estado del tubo de goma

Conviene recordar que dicho tubo de color naranja tiene fecha de caducidad. Periódicamente tenemos que revisarlo y cambiarlo cuando haya caducado.

2. Comprar un tubo nuevo

Si lo tenemos que sustituir, compraremos otro del mimo diámetro, recordando que como máximo puede medir 60 cm. Es la longitud máxima permitida en dispositivos móviles.

Abrazaderas y tubo de gas homologado
Abrazaderas y tubo de gas homologado
3. Adquirir dos abrazaderas

Una abrazadera es esa pieza metálica ajustable que sujeta el tubo de goma al regulador de gas. Si necesitamos cambiar el tubo tendremos que poner dos nuevas: una a cada extremo del tubo. Cuando las compremos comprobaremos que tengan un diámetro adecuado. Son fáciles de encontrar en cualquier tienda de bricolaje.

4. Dilatar el tubo

Uno de los extremos del tubo lo introducimos en agua caliente para que se dilate. De esta forma se insertará mejor el regulador dentro del tubo. Lo secamos cuidadosamente.

5. Introducir el regulador dentro del tubo

Después, introducimos el regulador dentro del tubo. Para que la unión se mantenga estable colocaremos una abrazadera y la ajustaremos con un destornillador adecuado.

Regulador de gas homologado
Regulador de gas homologado
6. Dilatar el otro extremo del tubo

Introducimos en agua caliente el otro extremo del tubo y lo acoplamos a al conducto metálico de la estufa.

7. Colocar y ajustar la otra abrazadera

Colocamos la abrazadera como lo hicimos anteriormente y la apretamos bien con el destornillador.

8. Comprobar el correcto funcionamiento

Antes de poner en marcha la estufa de gas butano, conviene hacer una pequeña comprobación. Para ello mojaremos con agua jabonosa las uniones del tubo a la estufa y al regulador del gas. Seguidamente daremos paso al gas. Si se forman burbujas significa que tenemos que ajustar más fuerte las abrazaderas o revisar de nuevo la instalación.

Lo más habitual es que sólo se tenga que cambiar el tubo o conducto cuando se caduque. Cuando tenemos que cambiar el regulador, es mucho más práctico comprar un kit completo donde se incluyen además del regulador, el tubo y las abrazaderas.
Así de sencillo es mantener en perfecto estado tu estufa de gas. De esta forma, de una forma rápida y sencilla podrás disfrutar del una forma de calor rápida y barata.